TELEVISION

Pelea de Belén Esteban con la dirección de «Sálvame», Miguel Marcos involucrado

Belén Esteban va a «Sálvame» tres tardes a la semana para calentar una silla y ganar unos 1.400 euros por programa. Desde que Belén Esteban contrajo matrimonio con Miguel Marcos y prometió a Andrea Janeiro no hablar nunca públicamente de su padre, Jesulín de Ubrique, no tiene nada más que decir. Su hija y su marido han decidido ser dos personas anónimas, así que intenta protegerlos y asegurarse de que nadie cruce esta linea. Incluso se enfada cuando se les mencionan. Esto ya sucedió la semana pasada con Anabel Pantoja.

La prima de Kiko Rivera está muy enfadada con sus colegas de «Sálvame» porque la obligan a posicionarse en la guerra que se está librando en su familia entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. No entiende cómo pueden hacerla hablar de algo que no quiere, y a Belén Esteban le permiten no hablar de su marido o de su hija. La diferencia es obvia. Su tía y su primo son figuras públicas, pero Miguel Marcos y Andrea Janeiro son anónimos y deben ser tratados y respetados como tales.

Pero este no es el único frente abierto de Belén Esteban. En el programa «Quiero dinero» se hacen muchas preguntas sobre ella y ya se ha quejado a la dirección de «Sálvame». Hay muchas preguntas sobre Belen, es un intento de picarla y que ella responda, pero se puede ver que es imposible. La furia monumental de Belén ya no se vera en la pequeña pantalla, porque como se canse mucho, coge su bolso y se va.

El martes pasado, «Sálvame» terminó casi a las 9:10 pm sin haber terminado la ronda de Antonio Montero. La siguiente pregunta, que no se hizo en ese momento, era sobre Miguel Marcos, o al menos eso es lo que se hizo creer a Belén Esteban.

La colaboradora estaba visiblemente molesta con la gestión del programa, lo que demuestra que no se atrevieron a preguntarla sobre su marido. «Por supuesto que sobre mi marido no, sabéis que no», gritó mientras recogía su bolso y Jorge Javier Vázquez se despidió del programa. La de Paracuellos se levantó inmediatamente para hablar con el director de «Sálvame». Esto podría desencadenar una gran guerra entre las dos partes.

Además, Belén Esteban ya ha confirmado que no se sentara en la silla de «quiero dinero» y que si la obligan a ello, no pensaría contestar ninguna pregunta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar