SOCIEDAD

Los hijos de la Infanta Elena la lían tras ir a un acto de VOX

El cuarto y la quinta en línea de sucesión al trono han estado involucrados en varios escándalos en los últimos meses. La zarzuela se hartó de la polémica actitud de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica de Marichalar y llamó a su madre, la infanta Elena, para que actuara. Las primeras consecuencias de este golpeteo real ya se están sintiendo.

Los indisciplinarios de la familia real

Froilan nos ha dado pistas desde que era un niño. Se le vio en la boda de Don Felipe y Doña Letizia cuando pateó a sus primos. Años más tarde, empezamos a oír hablar de sus malas notas. Le costaba tanto mantener los codos en la mesa que tuvo que repetir varias veces, pero lo peor estaba por venir.

Su comportamiento también dejó mucho que desear, y algunas de sus peleas en discotecas o la arrogancia que mostró en un parque de atracciones cuando exigió que lo empujaran porque era nieto del Rey Juan Carlos I se hicieron públicas.

Su hermana pequeña no está lejos. En los últimos meses, los medios de comunicación han recurrido a Victoria Federica debido a su turbulenta vida emocional y social, que goza de un nivel de publicidad en los medios que no le gusta a la zarzuela.

De hecho, las altas esferas de la familia real ya han abroncado a su madre, la Infanta Elena, para que ate en corto a sus hijos. Y aparentemente, se han llevado un buen escarmiento…

Bronca monumental en la zarzuela

De todos los escándalos relacionados con los hijos de Doña Elena de Borbón, el que peor ha sentado a la familia real , como señala Jaleos, ha sido su presencia en varios eventos organizados por VOX. La Corona representa a todos los españoles, independientemente de su ideología política, y ninguno de sus miembros debe tomar una posición a favor de ningún partido.

Así, se comenta que desde zarzuela apelaron a la Infanta para que detuviera la presencia mediática de Froilán y Victoria Federica, y que aparentemente termino en una bronca descomunal.

A Doña Elena no le gustó nada y pasa vergüenza saber que el comportamiento de sus hijos no se ajustaba a las normas de la zarzuela, y se los hizo saber.

Después de la bronca, Victoria Federica y Froilán «aprendieron a ser más discretos que de costumbre a favor del trabajo institucional de sus parientes de sangre real», como señala Jaleos. Esto explica la actitud más reservada que han mostrado en los últimos meses.

Don Felipe y la Infanta Elena en un brutal enfrentamiento

No es la primera vez que se le pide a la hermana mayor del Rey que cuide de sus hijos. Las últimas noticias sobre sus respectivos novios, Mar Torres y Jorge Bárcenas, han enfurecido a las altas esferas de la familia real, y han pedido a doña Elena de Borbón que dé un toque de atención a Froilán y Victoria Federica.

Ella es la primera en saber que están un poco descariados y que su comportamiento no es lo que se espera de una persona en su posición, pero no aguanta que nadie le diga cómo educarlos.

Así, periodista digital aseguró que doña Elena se había puesto en contacto con su hermano, el rey Felipe VI, para expresarle su enfado por la advertencia que había recibido de zarzuela. La mencionada página web habla de una «conversación muy animada» entre ellos, en la que también se mencionó el nombre de Doña Letizia. La Infanta culpa a su cuñada por las tensiones en la familia Borbón. La verdad es que nunca se llevaron bien, y la responsabilidad de esta hostilidad recae en un solo hombre.

La infanta Elena y doña Letizia, enfrentadas por un hombre

Algunas fuentes cercanas a la Zarzuela aseguran que la Reina no tuvo una vida fácil cuando llegó a la familia real. La mayoría de los Borbones no la veían como la pareja de Don Felipe, y al parecer ella sólo encontró apoyo en Jaime de Marichalar, que todavía era el marido de Doña Elena en ese momento.

De hecho, fue un pilar fundamental para doña Letizia cuando vivió uno de los peores momentos de su vida: el suicidio de su hermana Érika Ortiz.

Letizia le estaba tan agradecida que no dudó en ponerse del lado de Marichalar cuando se divorció de doña Elena de Borbón, dos años después de haber anunciado su «cese temporal de la convivencia». La Infanta tomó la posición de su cuñada como una especie de traición y desde entonces cruz y raya. La hermana mayor del Rey Felipe VI es del tipo «o estás conmigo o estás contra mí».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar