SOCIEDAD

Isabel Pantoja encerrada en Cantora y bajo la vigilancia de su médico.

Kiko Rivera ha sentenciado a Isabel Pantoja. El DJ habló alto y claro y dejó a la cantante destrozada y perdida. La llamó «mala madre y mala abuela». Se sintió estafado y engañado durante 36 años y cumplirá la voluntad de su padre Paquirri, aunque eso signifique pisotear a su madre. El cantante se embolsa una gran fortuna contando las miseria de su familia, verdadera o falsa, pero el precio que paga es demasiado alto. Su madre sufrió varios ataques de ansiedad este fin de semana y se le dio medicación en la cama porque no podía moverse.

Isabel Pantoja está encerrada en Cantora y aún no ha respondido a su hijo sobre un encuentro íntimo y privado entre madre e hijo. Isabel Pantoja ha blindado Cantora. No permite que nadie se acerque a ella y ha prohibido todas las visitas para mantenerla tranquila: «Isabel ha dado días libres a sus trabajadores porque quiere estar en la más estricta privacidad. Sólo los servicios de paquetería van y vienen en Cantora».

«Isabel esta siendo medicada, no se ha levantado de la cama desde el viernes. Ha tenido varios ataques de ansiedad en los últimos días, no habla con nadie», es la última información que tenemos sobre ella. Lo esta pasando muy mal y quiere vivir este momento sola. Isabel Pantoja está al tanto de todo e intenta controlar la situación a través de terceros. Un médico la visita diariamente.

Isa Pantoja, que también ha comentado este conflicto, cree que Kiko Rivera no ha elegido el camino correcto. Debería haber hablado con su madre en privado primero. «Kiko tiene razón en este punto pero no de la forma que lo esta haciendo».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar