TELEVISION

Belén Esteban se quiere forrar a costa de sus fans.

Ya no queda nada de aquella Belen Esteban, a la que la gente quería porque tomaba el metro y comía en los restaurantes del barrio. Belén Esteban dejó de ser la princesa del pueblo y se convirtió en alguien cuyo nivel de vida era más parecido al de una reina. Además, la colaboradora  de Sálvame sigue intentando hacer fortuna a costa de sus muchos seguidores, aunque las cosas no han salido como ella esperaba.

Belén Esteban quería forrarse a costa de sus fans.

Los tertulianos de Sálvame están entre las mejores pagados de la televisión, pero complementan estos jugosos ingresos con cooperaciones publicitarias u otros proyectos profesionales. Mientras algunos invierten en el mundo de la noche, Belén Esteban quiso probar suerte en la industria de la decoración y lanzó una línea de productos para el hogar, empezando con velas perfumadas.

Belén Esteban comienza a entender que aunque es una estrella de la televisión, algunas aventuras empresariales 5030no siempre salen bien. De hecho, la colaboradora de Telecinco ha tenido que poner en venta sus productos de decoración a precio de saldo.

Hace unos meses, la estrella de Sálvame sorprendió a la gente con una serie de publicaciones en sus redes sociales anunciando que vendía una gama de velas perfumadas.

Fue el comienzo de una aventura comercial que terminará muy mal después de lo que se esta viendo. Como vemos, los precios de las velas pasaron a 10,99 euros cuando antes se vendían a 35  euros y a 14,99 euros las que se habían vendido anteriormente a 39 euros.

Una caída de los precios que indica que, por un lado, el margen de beneficio de Belén a esos precios fue escandaloso y, por otro, las ventas fueron mínimas. Veremos si estas velas perfumadas tendrán un mayor mercado a estos precios.

Belén Esteban esta preocupada

Algo que, por supuesto, a la Esteban le preocupa mucho. Entre otras cosas, porque la princesa del pueblo descubre que las cosas no le van bien fuera de la televisión (más precisamente, Telecinco) que es su zona de confort.

Además, es bien sabido que cada vez menos personas apoyan a la madre de Andrea Janeiro en Telecinco. Durante el confinamiento se hizo evidente, por ejemplo, que la audiencia se derrumbaba cuando comenzaba la sección de cocina de Belen en Sálvame.

Belén le ha dado mucho a Telecinco y seguirá haciéndolo, pero sabe muy bien que no sería mala idea buscar alternativas comerciales. Lo intenta con velas, pero más que obviamente, que no la van bien sus negocios.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar