SOCIEDAD

5 cosas que debes saber antes de hacer el Camino de Santiago

Antes de emprender la maravillosa aventura de hacer El Camino de Santiago hay algunas cosas que debes saber

Introducción histórica

Más o menos, prácticamente todo el mundo sabe lo que es El Camino de Santiago. Se trata de una ruta (en realidad varias) de peregrinación que termina en Santiago de Compostela y que se inició allá por el año 950 por el Obispo de la ciudad francesa de Le Puy. Desde entonces muchos han sido los peregrinos que han recorrido el camino.

Como decíamos, El Camino de Santiago no es una ruta única y exclusiva, sino que existen muchos Caminos de Santiago. Sí es cierto que hay un itinerario clásico, conocido como camino francés, que une Roncesvalles con Santiago de Compostela. Sus etapas fueron descritas en el siglo XII por el capellán francés llamado Aymeric Picaud y forman parte del Codex Calixtinus, manuscrito de 225 páginas, conservado en el archivo de la Catedral de Santiago y considerado como el primer libro de viajes de la historia.

Otros Caminos llegan a Santiago desde Irún a través del Pais Vasco (el Camino del Norte), desde Merida pasando por Badajoz, Cáceres, Salamanca, Zamora y León (por lo que fue la Vía de la Plata, una calzada romana) o a través de Portugal, por citar sólo los caminos peninsulares.

P00189_510fabddab80c.jpg

Las 5 cosas que necesitas saber si vas a hacer El Camino de Santiago

#1. Todos los peregrinos están obligados a tener la credencial que acredita que estás haciendo el Camino, de hecho, en la mayor parte de los albergues la piden para poder hospedarse.

#2. En el Camino de Santiago te puedes encontrar albergues de varios tipos : Municipales, Privados y parroquiales.

  • Municipales: Estos albergues son totalmente gestionados con dinero público y por norma general piden una pequeña aportación económica fija.
  • Privados: Son albergues que han sido construidos de forma totalmente propia y ajena a cualquier tipo de subvención. Por lo que normalmente piden un precio fijo establecido (de 5 a 10 euros). Los albergues de este tipo se caracterizan por disponer de unas instalaciones óptimas y una atención al peregrino excelente.
  • Parroquiales: Son los albergues respaldados por la Iglesia y normalmente están en locales anexos a la misma. Éstos siempre piden algún donativo y pueden estar financiados por otras asociaciones. Los encargados de estos albergues son voluntarios que normalmente rotan quincenalmente, y ellos son los encargados de la limpieza y alojamiento de los peregrinos. Intenta contribuir con un donativo justo si es que puedes hacerlo.

#3. Cambia el “Chip” en el Camino. En el camino debes olvidarte del turismo de ocio que hayas hecho en el pasado referente a hoteles, fiesta nocturna, etc. Los albergues tienen un horario de cierre (normalmente a las 22:00h) y debes tenerlo presente, respetarlo y no llegar más tarde de la hora de cierre.

En los albergues estarás durmiendo y conviviendo con otras personas y podrías molestarlas. Intenta ser respetuoso, aunque, como siempre, hay excepciones.

En cuanto al horario de salida encontrarás muchos albergues que sí lo tienen también, pero hay muchos que no. Si eres muy madrugador y quieres salir muy temprano de la habitación intenta dejarte preparada tu mochila la noche anterior para salir de la habitación de la forma más sigilosa posible.

#4. “El turista exige, el peregrino agradece”. Piensa que por una aportación de 5 euros o similar tienes derecho a alojamiento, agua caliente (calefacción,duchas) y cocina, aparte de otros servicios extras incluidos que pueden ofrecen algunos albergues como por ejemplo piscina.

Evita exigir por ejemplo una habitación individual o doble, o que el baño no sea compartido, encontrarás albergues que lo tengan, pero la gran mayoría son “albergue de peregrinos” y como tales, no es el tipo de alojamiento donde priman los lujos.

Por descontado si un día necesitas descansar mejor y estar solo en una habitación o disponer de mejores instalaciones siempre tendrás opción a un hotel o pensión.

#5. Disfruta del Camino. Abre la mente, convive, relaciónate con la gente. A nosotros nos sorprende mucho los grupos de gente que “caminan” juntos  y se han ido conociendo en etapas anteriores y albergues.

Es genial el ambiente que creáis, no importa si no sabes inglés, el Camino es un “chapurreo” de idiomas total, inténtalo, habla con la gente, conóceles , comparte, si todo esto lo llevas a cabo estoy seguro que cuando finalices en Santiago sentirás un fuerte cariño por los que has conocido y porque no, un posible comienzo en el amor.

Tendrás grabado en la cabeza de por vida a esa gente que conociste y todos los momentos que compartiste con ellos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar